59203.png

El pasado día 23, el Consejo de Ministros ha dado el visto bueno a la Estrategia Española de Desarrollo Sostenible (EEDS), la cual se enmarca dentro de la Estrategia de Desarrollo Sostenible de la Unión Europea que fue renovada en el Consejo de Bruselas de 2006 y la Estrategia de Lisboa para el crecimiento y el empleo. Es el primer documento que un gobierno pone en marcha para incorporar la sostenibilidad como pilar básico de un desarrollo global en España.

El documento aprobado parte de los siete principales retos de carácter sectorial y transversal, así como los objetivos cuantificables y acciones para cada uno de ellos recogidos en la Estrategia europea (cambio climático y energías limpias; transporte sostenible; producción y consumo sostenibles; retos de la salud pública; gestión de recursos naturales; inclusión social, demografía y migración; y lucha contra la pobreza mundial).

La Estrategia Española de Desarrollo Sostenible (EEDS) tiene un planteamiento acorde con la visión estratégica de la UE, fomentando un enfoque integrador de la dimensión económica, social, ambiental y global de la sostenibilidad del desarrollo con los objetivos de garantizar la prosperidad económica, asegurar la protección del medio ambiente, fomentar una mayor cohesión social teniendo en cuenta las tendencias demográficas actuales y contribuir solidariamente al desarrollo de los países menos favorecidos en aras de la sostenibilidad global.

CONTENIDO.

La Estrategia española, que se encuentra dividida en seis capítulos, aborda la dimensión ambiental, social y global de la sostenibilidad. Además ha incluido indicadores que servirán para realizar el seguimiento de los objetivos y las medidas en cada uno de los tres pilares.

En el contexto de la sostenibilidad ambiental desarrolla tres secciones interrelacionadas: la producción y consumo, el cambio climático y la conservación y gestión de los recursos naturales y ocupación del territorio.

El diagnóstico de la situación ambiental en España destaca que el 80 por ciento de las emisiones de efecto invernadero proceden del sector energético, asociada al incremento de la demanda de electricidad y transporte. Lo que se traduce en un alto crecimiento de las emisiones de GEI, alcanzando un 52 por ciento en el periodo 1990-2005. Sin embargo, las emisiones per cápita de España están por debajo de la media de los países europeos. Del mismo modo la intensidad energética ha registrado un importante aumento, aunque el consumo energético per cápita en España sigue situándose muy por debajo de la media de la UE.

En este ámbito, la Estrategia incorpora las medidas ya desarrolladas por el Gobierno como el Plan de Acción 2008-2012, Ley de Calidad del Aire y el Plan Nacional de Asignaciones 2008-2012 para lograr un mayor peso de las energías renovables, mejorar la eficiencia energética en el transporte y la edificación y la reducción de emisiones de los gases de efecto invernadero.

De igual modo, se incorporan las medidas para la conservación de los recursos y ordenación de territorio como las leyes de responsabilidad ambiental y patrimonio natural y biodiversidad con el fin de aumentar el ahorro y la eficiencia en el uso de los recursos hídricos, frenar la pérdida de biodiversidad e incentivar el desarrollo sostenible en el medio rural.

En lo referente a la sostenibilidad social, la EEDS desarrolla otros dos aspectos fundamentales, por una parte, el empleo, la cohesión social y la pobreza y, por otra parte, la salud pública y la dependencia.

Según el diagnóstico social la evolución del mercado de trabajo es favorable debido al aumento de puestos de trabajo y a la reducción del desempleo, con una tasa de paro de un 8,5 (19,2 por ciento en 1996).

El Gobierno se plantea con esta Estrategia alcanzar objetivos de cohesión social para fomentar el acceso al empleo, la integración de colectivos de riesgos y la asignación de recursos a las personas en condiciones de pobreza. Estos objetivos se contemplan, por ejemplo, en la Ley Orgánica para la Igualdad Efectiva de Mujeres y Hombres.
También se plantean objetivos de salud pública, de calidad de vida y de la mejora de la atención a personas en situación de dependencia.

Finalmente, en el ámbito del tercer pilar, la sostenibilidad global, se analiza el papel fundamental que juega España en materia de cooperación internacional para el desarrollo sostenible y establece los objetivos fundamentales que permitirán integrar la sostenibilidad ambiental en la política española de cooperación internacional y mejorar la gestión internacional de medio ambiente. España se marca el objetivo de aumentar la ayuda oficial al desarrollo hasta alcanzar el 0,7 por ciento del PIB en el 2012, con el objetivo intermedio del 0,5 por ciento en 2008.

El análisis, a través de seis capítulos, se enmarca en el contexto de un diagnóstico inicial que incluye los principales retos que ponen en peligro la sostenibilidad del modelo de crecimiento español, en especial, aquellos relacionados con el cambio climático, al que nuestro país es especialmente vulnerable, con la necesidad de asegurar un uso eficiente y responsable de los recursos disponibles, y con los desequilibrios que podrían originarse por los nuevos fenómenos sociales como la inmigración, el envejecimiento de la población o la persistencia de situaciones de pobreza y desigualdad a nivel mundial. La EEDS culmina con unas pautas de seguimiento y revisión de la estrategia.

PROCESO PARTICIPATIVO

Para la redacción de la EEDS se constituyó en marzo de 2006 el Grupo Interministerial presidido por el Secretario General de Política Económica y Defensa de la Competencia, ocupando su secretaría la Subsecretaría del Ministerio de Medio Ambiente.

Durante los meses siguientes, el Ministerio de Medio Ambiente recopiló las aportaciones de todos los Ministerios vinculados a la EEDS. La redacción del borrador ha correspondido a la Oficina Económica del Presidente del Gobierno (OEP). Al objeto de cumplir con la obligación de transparencia y de fomento de la participación de los agentes sociales en la elaboración de la EEDS, el Ministerio de Medio Ambiente organizó el pasado mes de julio la Primera Conferencia sobre Desarrollo Sostenible a partir de las iniciativas de las organizaciones representadas en el Consejo Asesor de Medio Ambiente. El proceso de participación pública se completó con un periodo de información pública al que se sometió el borrador desde el 1 de agosto hasta el 15 de septiembre.

Las aportaciones de la Primera Conferencia sobre Desarrollo Sostenible y las observaciones del periodo de información pública fueron analizadas y en su caso incorporadas al borrador del documento. El mismo fue presentado por la Ministra de Medio Ambiente, el día 9 de octubre, a las Comunidades Autónomas, a las que se solicitaron observaciones hasta el día 20 de dicho mes. Del mismo modo se pidió el Dictamen del Consejo Económico y Social. Las observaciones aportadas también fueron consideradas por los redactores de la Estrategia.

Los informes de seguimiento se harán públicos e intentarán recoger las aportaciones del Consejo Asesor de Medio Ambiente en la EEDS. Además, para obtener una evaluación independiente de la Estrategia, la Comisión Delegada del Gobierno para Asuntos Económicos encargará a la Agencia Estatal de Evaluación de las Políticas Públicas y la Calidad de los Servicios y al Observatorio de Sostenibilidad de España, la evaluación de la aplicación y el éxito de algunas políticas concretas contenidas en esta Estrategia. 

Fuente: Ministerio de Medio Ambiente  

 

Anuncios