EUROPA PRESS
MADRID

Las televisiones privadas consideran que no se las puede responsabilizar por los casos de violencia sexista, según han manifestado horas antes de la reunión que mantendrá hoy la Unión de Televisiones Comerciales Asociadas (Uteca) con la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega. La número dos del Ejecutivo les demandará “colaboración” para buscar “la mejor manera de tratar” la información sobre violencia machista en televisión.

El Gobierno anunció la semana pasada reuniones con asociaciones de mujeres y con las cadenas privadas, tras el caso de una joven que murió a manos de su exnovio después de que ambos aparecieran en el programa de televisión El diario de Patricia, de Antena 3.

Las reuniones fueron acogidas por las cadenas con “buena disposición” y “espíritu constructivo”, a la espera de escuchar las propuestas del Ejecutivo. A la cita de esta tarde, convocada a las siete de la tarde en la Moncloa, está previsto que acuda la junta directiva de la patronal.

“No se puede poner en la picota a las televisiones”, dice el sector

Fuentes del sector han manifestado que “no se puede poner en la picota a las televisiones” por esta lacra social, y han insistido en que la televisión “no es la culpable” de estos casos, sino que al que hay que perseguir es “al asesino”.

No obstante, aunque coinciden en que no se las debe responsabilizar de este problema, las cadenas se expresan con diferentes matices con respecto a la reunión.

Así, algunas fuentes reconocen que los medios de comunicación deben tomar alguna iniciativa cara al tratamiento de las informaciones sobre violencia sexista y la lucha contra este problema.

Discrepancias entre las cadenas

En este sentido, mientras algunas cadenas creen que la muerte de una mujer tras salir en un programa de televisión “no puede quedar en nada” y “por respeto a las víctimas” se debe tomar alguna decisión, otras apelan a la “responsabilidad” de las cadenas en su labor informativa y de entretenimiento, y mantienen que para casos en los que esta situación se incumpla, “quedan los tribunales”.

La directora del Instituto de la Mujer, Rosa Peris, ha acusado a los medios de comunicación de aplicar de forma “muy relajada” los códigos de autorregulación y lo previsto en la ley de igualdad sobre el tratamiento de la información de los casos de violencia machista, y ha apostado por que estos “cumplan” con los protocolos actuales en vez de crear unos nuevos.

El Ejecutivo entiende que los medios de comunicación deben intentar ofrecer una mayor visibilidad a la figura del maltratador, con el fin de aumentar la concienciación de la sociedad ante este problema y mejorar la identificación de situaciones violentas, ya que consideran que en otro tipo de delitos sí que se produce esta visibilidad del delincuente.

Anuncios