untitled.jpg

Nacional | Juguetes con materiales reciclados, ropa de algodón orgánico, cosméticos ecológicos, mochilas con paneles solares, gafas “fashion” de madera sostenible y un largo etcétera. Los productos ecológicos, cada vez más variados y originales, pueden convertirse en regalos ideales para estas Navidades, además de contribuir a conservar el medio ambiente.

Los niños son los destinatarios estrella de los regalos navideños. La Asociación Española de Fabricantes de Juguetes (AEFJ) estima que en estas fechas se compra el 75 por ciento de los juguetes que se venden durante todo el año. Por ello, una buena opción son los juguetes ecológicos, elaborados de forma respetuosa con el medio ambiente, y llenos de valores educativos para los más pequeños.

No obstante, si la opción finalmente es un juguete convencional, además de seleccionar los que estimulen la creatividad y que no contengan valores sexistas, bélicos o discriminatorios, su impacto medioambiental se reducirá siguiendo los siguientes consejos: elegir productos locales que no estén excesivamente embalados, que no usen pilas, y que estén elaborados con materiales no contaminantes y reciclables. Además, la imaginación, el cariño y la compañía de otros niños y de los propios adultos son también unos buenos regalos que los más pequeños siempre agradecen.

Por su parte, los mayores tienen a su disposición una variedad, cada vez mayor, de productos ecológicos. Las personas que se decanten por agradar el paladar pueden elegir entre un largo listado de alimentos ecológicos y productores, incluso de tipo “delicatessen” para los más exigentes.

Las personas que prefieran viajar de manera ecológica como regalo podrán disfrutar con el ecoturismo, en el que encontrará una oferta cada vez mayor, desde casas rurales a hoteles ecológicos. Y los que prefieran desplazarse sobre dos ruedas pueden elegir, además de las clásicas bicicletas, entre una amplia gama de motocicletas ecológicas, bicicletas plegables o incluso eléctricas. Por su parte, los más hogareños podrán seguir decorando su casa con todo tipo de complementos y muebles ecológicos de distintas composiciones, tamaños y precios.

Antes de comprar cualquier regalo, es importante pensar si realmente es necesario y cuál puede ser su impacto ambiental La ropa y los complementos son otra buena opción que también tiene una gran variedad ecológica. En este sentido, la ecorropa, tanto la elaborada con productos naturales y sostenibles, como la reciclada, puede adquirirse en diversas tiendas especializadas o de consumo justo. Por su parte, los productores de colonias y cosméticos ecológicos también ofrecen un amplio surtido con todo tipo de elementos y esencias naturales, no tóxicas y respetuosas con el medio ambiente. Los complementos también pueden ser ecológicos y, en algunos casos, llamativos y originales como las gafas de sol “iWood”, elaborada de manera artesanal en madera de bosques sostenibles.

Los más aficionados a la electrónica y la tecnología tienen en el mercado multitud de productos elaborados con materiales reciclables e incluso reciclados, y que gastan poca electricidad gracias a sus sistemas de eficiencia energética. En este sentido, para los más concienciados con el ahorro energético en el hogar, un buen regalo puede ser un contador inteligente, que avisa en todo momento del consumo eléctrico.

Asimismo, cada vez más productos llevan instalados paneles solares para autoabastecerse de energía, desde radios hasta mochilas, pasando por cargadores para aparatos electrónicos. Otro curioso regalo pueden ser unas pilas que se recargan directamente mediante conexión USB.

Por otra parte, más ideas que pueden servir como regalo ecológico pueden ser los libros y películas de naturaleza o contenido medioambiental, con temas muy variados y actuales, como el cambio climático; o incluso una suscripción a una asociación ecologista.

Quienes deseen regalar una mascota deben hacerlo de manera responsable y, preferiblemente, mediante la adopción. La protectora de animales El Refugio estima que más de 250.000 animales se podrían regalar durante las navidades en España, muchos de los cuales terminarán abandonados. Para más información al respecto, conviene visitar la Guía de mascotas de CONSUMER EROSKI. Por su parte, los que ya tengan una mascota en su casa, también pueden regalarles todo tipo de juguetes y productos ecológicos, algunos muy divertidos y curiosos.

Consejos para regalar de forma ecológica.

Antes de comprar cualquier regalo, es importante pensar si realmente es necesario y cuál puede ser su impacto ambiental. Asimismo, hay que decantarse preferiblemente por productos locales, y evitar los que no han sido elaborados de manera sostenible, así como los que hayan perjudicado al medio ambiente o a alguna persona.

A la hora de ir a adquirir el regalo, siempre que sea posible, hay que utilizar el transporte público, reduciendo en lo posible el uso del automóvil. En el apartado de ahorro energético, conviene elegir regalos que no necesiten pilas ni electricidad. En cuanto a los residuos producidos por envases y embalajes, su porcentaje se dispara en Navidad, por lo que hay que ser aún más cuidadoso con lo que se regala. En este sentido, además de evitar regalos con envases y embalajes superfluos, es conveniente no utilizar bolsas de plástico, o reutilizarlas en todo caso, llevando en su lugar bolsas de tela o carritos de la compra; y prescindir de los productos de “usar y tirar”. En su lugar hay que reducir, reutilizar y reciclar todos los productos que se pueda, utilizar embalajes y papel de regalo que sean biodegradables o reciclado, e incluso reutilizar las tarjetas de felicitación.

 

Fuente: Revista Consumer

Anuncios