redarrastre.jpg

La Corte Europea de Justicia deniega una exención temporal para el uso de redes de deriva ilegales por esta flota. Oceana ha denunciado reiteradamente el uso de este arte de pesca ilegal en el Mediterráneo, que se ha desarrollado con el apoyo del Gobierno francés.

Las redes de deriva son un arte de pesca que puede alcanzar varios kilómetros de longitud, y cuyo uso está prohibido desde 2002 en la Unión Europea por constituir una amenaza para la conservación de los cetáceos, tortugas marinas y tiburones. Oceana ha denunciado el hecho de que países como Italia o Francia continúan con el uso ilegal de este arte de pesca para la captura de atún rojo y pez espada, años después de entrada en vigor de la prohibición.La flota francesa, que hasta ahora se había aprovechado de los vacíos legales para continuar su actividad, ha visto en 2007 cómo éstos eran eliminados por la aprobación en la UE de una definición de “red de deriva”.

Contradictoriamente, el Gobierno francés, en apoyo a esta flota, ha llevado a cabo varias medidas legales para intentar perpetuar el uso de este arte ilegal. Sin embargo, la Corte Europea de Justicia se ha pronunciado al respecto rechazando la primera de ellas: una exención temporal. De esta forma, Francia no podrá ofrecer ninguna cobertura en 2008 a este arte de pesca ilegal. Cualquier embarcación que pesque atún rojo con este arte deberá ser sancionada por las autoridades francesas.

Según declaraciones de Xavier Pastor, Director de Oceana para Europa:”Esta decisión supone un logro muy importante en la eliminación de las redes de deriva en el Mediterráneo. En el auto también se hace referencia al hecho de que estas redes están prohibidas y capturan especies prohibidas desde el año 2002, no desde que existe la definición, tal y como argumentaba el Gobierno francés”.

Esto corrobora la postura que viene defendiendo Oceana tiempo atrás, como señala Pastor: “Las redes de deriva francesas son ilegales desde la entrada en vigor de la prohibición, auque el Gobierno francés las haya amparado bajo decretos y permisos de pesca especiales”. Esta decisión sienta un precedente alentador en cuanto a la resolución de otros procesos, como la posibilidad de que se rechace la solicitud presentada por Francia para obtener una anulación permanente de la prohibición, lo que supondría el retorno legal de las redes conocidas como “cortinas de la muerte”. También incrementa las posibilidades de que Francia sea finalmente sancionada por no cumplir la prohibición del uso de redes de deriva desde 2002.

Campaña de Oceana 2008 contra el uso de redes de deriva en el Mediterráneo

Oceana presentará próximamente los resultados de la campaña de 2007 en un informe, cuyo principal objetivo es mostrar que no existe ninguna causa que justifique una posible exención en la prohibición del uso de redes de deriva por la flota francesa.

Paralelamente, la organización internacional para la protección de los océanos continuará durante este año las observaciones en puertos y en alta mar, con el fin de denunciar cualquier uso de este arte de pesca ilegal tanto por parte de la flota francesa como por la italiana. 

Los resultados de 2006 se encuentran recogidos en el informe “Thonaille: el uso de redes de deriva por la flota francesa del Mediterráneo”.

Fuente: OCENA.ORG 

Anuncios