“Estás en mí
como la astilla en la herida”
(Jacques Roumain, poeta nacido en Haití en 1907 y asesinado en la
lucha en 1944)
En los últimos días la población de Haití, la más pobre de América,
hambreada, oprimida y vejada por decenios, salió a las calles para
protestar contra el abusivo aumento de los precios de los alimentos que se
triplicaron desde noviembre.
También salió a luchar contra la presencia de las tropas de la Misión
de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH).
La represión ordenada por los mandos de esa Misión provocó hasta ahora
cinco muertos y decenas de heridos.
Las tropas de la MINUSTAH provienen de Brasil (1.211 efectivos), que
además comanda la misión, de Uruguay (1.147), de Argentina (562) y de
Chile (502).
Cuba no tiene tropas, tiene médicos. Los 400 médicos
cubanos que están en Haití desde hace más de cinco años “han atendido 8
millones de casos y más de 100 mil operaciones quirúrgicas” revela el
presidente haitiano.
¿Cómo se logra la estabilización de Haití?
El hermano pueblo haitiano necesita comida, asistencia médica,
escuelas, alfabetización, trabajo, saneamiento, ayuda humanitaria de
todo tipo. El hermano pueblo haitiano necesita de todo, menos soldados.

 **Quienes firmamos esta Declaración planteamos el retiro inmediato de
 las tropas de la MINUSTAH, especialmente las tropas de nuestro país,
 Uruguay.
 **Planteamos brindar toda la ayuda alimentaria, sanitaria, educativa,
 comercial, técnica y humanitaria.
 **Planteamos respetar la autodeterminación del pueblo haitiano en sus
 decisiones soberanas.
 **Planteamos terminar con todo tipo de represión en forma inmediata.

REENVIALO O COPIALO EN TU BLOG

Lo envían cooperantes latinoamericanos de varias organizaciones sociales.

Anuncios