El presidente del Consejo de Gobierno de la Corporación Catalana de Medios Audiovisuales (CCMA), Albert Sáez, ha propuesto esta mañana que el Ministerio de Industria, Turismo y Comercio elabore un libro blanco del mercado audiovisual. Sáez, que ha participado en un seminario en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP) sobre los desafíos de la TDT, considera que el apagón analógico y el consiguiente dividendo digital plantean la necesidad de elaborar un informe de referencia que “no debe partir de la base del espectro radioeléctrico que quedará disponible, sino del mercado o mercados realmente sostenibles”.

El presidente ha reclamado seriedad a los reguladores y les ha pedido que hagan una ordenación del dividendo digital que “mantenga el equilibrio entre público y privado y que garantice la pervivencia y la viabilidad de los servicios públicos audiovisuales, especialmente de aquellos que protegen la diversidad lingüística y cultural”. Sáez ha planteado que “no se cree un submercado de alta definición con nuevos operadores y contenidos, sino que se proporcione espectro a los operadores con más vigor en los contenidos para que ofrezcan en alta definición sus productos”. En este sentido, también ha propuesto que “la televisión de movilidad se conciba como una nueva ventana para los servicios audiovisuales ya existentes y que no se creen nuevos espacios para quienes no han podido, no han sabido o no han querido operar en el espectro disponible actualmente”.

Sáez ha puesto en duda la viabilidad de la actual organización del mapa audiovisual español, que se basa en tres unidades de distribución y consumo: la estatal, la autonómica y la local. Según el presidente, “los mercados audiovisuales autonómico y local no muestran síntomas de una excesiva vitalidad. El autonómico funciona sustancialmente a través del sistema público y el local se ha convertido en el refugio de prácticas publicitarias restringidas en el ámbito estatal que conviven con proyectos públicos low cost“.

En este contexto, Sáez ha advertido que se dibuja “un futuro no muy esperanzador, en el que el sector privado estatal debe concienciarse de la inminente reducción de las exageradas tasas de rentabilidad de las que ha gozado hasta ahora. El mercado autonómico también lo tendrá difícil allí donde no existan elementos de singularización de la oferta como, por ejemplo, la diversidad lingüística, mientras el mercado local probablemente sólo será viable en las grandes metrópolis”.

Para Sáez, el dividendo digital “puede ser una amenaza si se prosigue con el desorden actual, pero también puede ser una oportunidad si se cambia de mentalidad y se abren nuevas ventanas a los servicios de comunicación audiovisual ya existentes que demuestren racionalidad social, cultural y/o económica.”

Albert Sáez ha participado en el seminario “Nuevos desafíos en televisión digital: alta definición, televisión de movilidad y nuevas posibilidades y servicios”, codirigido por Pere Vila (director de Tecnología de la CCMA) y Eladio Gutiérrez (director de RTVE Digital y presidente de la Asociación Impulsa TDT), que se ha celebrado del 21 al 25 de Julio en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Fuente: Gabinete de Comunicación UIMP

Anuncios