Portada del single del "Canto de despedida" de la "Misa Campesina Nicaragüense"
Portada del single del "Canto de despedida" de la "Misa Campesina Nicaragüense"

El 26 de marzo de 1979, el Teatro Monumental de Madrid acogió la presentación pública de la versión pop de la Misa Campesina Nicaragüense, obra de Carlos Mejía Godoy y el Taller de Cultura Popular de Solentiname, que reunió a Sergio y Estíbaliz, Elsa Baeza, Miguel Bosé, Ana Belén, Laredo o El Guadalupano en un trabajo editado por la emblemática discrográfica CBS.

Ya en los tiempos en que Carlos Mejía Godoy y Los de Palagüina triunfaban en España con “Los perjúmenes”, el cantante nicaragüense traía bajo el brazo la obra que se había creado en la comunidad cristiana de Solentiname, donde el sacerdote y poeta Ernesto Cardenal había aplicado en la práctica las directrices de la Teología de la Liberación, emanadas de la conferencia episcopal de Medellín. Esa obra recibía por título “Misa Campesina Nicaragüense”. Tanto el texto como la música reflejaban sencillez y espontaneidad para transmitir la revolucionaria visión que de la religión habían adoptado algunos católicos.

Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy cantarán en México

Ahora, con motivo del homenaje que Mare Terra Fundació Mediterránia, la Red Internacional de Escritores por la Tierra y la Universidad Veracruzana rendirán el próximo mes de marzo, en México, a Ernesto Cardenal, los hermanos Carlos y Luis Enrique Mejía Godoy recuperan los textos y sonidos de la “Misa Campesina Nicaragüense”, 30 años después de su estreno en Madrid, lo que se convirtió en un hito musical por la repercusión mediática y social que tuvo en España y Latinoamérica.

Si bien la “Misa Campesina Nicaragüense” ha sonado a lo largo de estas tres décadas en numerosos países, casualmente el aniversario del estreno en España conlleva una doble celebración ante el acto de reconocimiento social e intelectual al sacerdote y poeta Ernesto Cardenal previsto en Veracruz.

La “Misa Campesina Nicaragüense” fue editada, inicialmente, en su versión primitiva por CBS, que más tarde puso el “Credo” en la voz de uno de sus artistas más comerciales: Elsa Baeza. El tema escaló a gran velocidad en las listas de éxitos de la época. Más tarde, se llevaría a cabo la grabación en un nuevo formato. Para ello, CBS contó con Sergio y Estibaliz, Elsa Baeza, Miguel Bosé, Ana Belén, Laredo o El Guadalupano, en una producción que se grabó Londres, Italia y España.

Por aquel entonces, Tomás Muñoz, presidente de CBS y máximo responsable de la “Misa Campesina Nicaragüense” explicaba que “la industria del disco pertenece a los medios de comunicación. En esa medida el disco refleja la evolución social, en esto, caso de la teología de la liberación, como en su momento reflejó la problemática de la juventud a través de Bob Dylan. No tratamos de subvertir valores o apoyar actitudes subversivas que puedan ser capitalizadas por un grupo ideológico o político. Es claro que una empresa trata de recuperar sus inversiones y de conseguir dividendos, pero en el caso de la misa nuestro interés es además no tanto político como estético y humano”.

Una visión adelantada a su tiempo, pues prueba de ello es que el mensaje de la “Misa Campesina Nicaragüense” sigue vivo, 30 años más tarde, con todo su transfondo humanista, embebido del espíritu de Solentiname, también presente en la razón de ser de la Red Internacional de Escritores por la Tierra, precursora del homenaje a Ernesto Cardenal.

Anuncios