foto192

Esta semana, el mejor pretexto para conocer un “pellizco” de la obra de Ángel Juárez, Presidente de la Red Internacional de Escritores por la Tierra y de Mare Terra Fundació Mediterrània, es la inminente presentación, el próximo sábado 14, en la Vaquería de Tarragona, de su primer poemario. Por invitación de Ángel participaré en el recital previsto con algunos de los poemas que conforman “Pellizcos del alma”, libro para el que he escrito unas pequeñas líneas a modo de prólogo, junto a otros compañeros.

El canto libre de Ángel Juárez

Decía Víctor Jara:

Mi canto es una cadena
sin comienzo ni final,
y en cada eslabón se encuentra
el canto de los demás.

Sigamos cantando juntos
a toda la humanidad,
que el canto es una paloma
que vuela para alcanzar,
estalla y abre sus alas
para volar y volar.

Y eso es lo que Ángel ha logrado a través de esta obra. Ha creado su canto particular desde la libertad que brinda la madurez. Y viene a compartirlo, porque compartir es amar. Son instantes, incertidumbres, ilusiones, alegrías, despedidas,  moralejas, jirones de vida arrancados a pellizcos… Una demostración de que todo es pasajero, que no existe algo perenne, ni siquiera la cotidianeidad.

Leer estos versos es mirarse en el espejo de realidades con las que resulta sencillo identificarse, porque forman parte de lo común, de nuestro día a día. Pero aún más…el diálogo interior de Ángel, invita a levantar las manos, aunque no tengas fuerzas, aunque te asolen los problemas. Es sentir una especie de unción, grabada a fuego, que te hace andar y desterrar las cargas. Sí, está usted en lo cierto, querido lector. Probablemente, sin tratarse de un best seller, este sea el mejor libro de autoayuda jamás escrito.

Enhorabuena, amigo…

Juan Carlos Ruiz

Anuncios