El presidente dela Red Internacional de Escritores por la Tierra y Mare Terra Fundació Mediterrània, Ángel Juárez, reivindicó, en la ciudad salvadoreña de Santa Tecla, la creación de un Tribunal Ambiental Internacional. Durante la inauguración de las III Jornadas de Trabajo de la RIET “Justicia Ambiental” homenaje al poeta Roque Dalton, desarrolladas en el Palacio Tecleño, Juárez explicó que “se debe imponer la fuerza de la palabra antes que la de las armas. Los movimientos de presión y las decisiones que oprimen  al pueblo para beneficiar al mandatario deben ser combatidos mediante mecanismos de control como la creación de un Tribunal Ambiental Internacional que juzgue a los que contaminan desde sus empresas o a los que dejan contaminar impunemente desde sus gobiernos. Maltratar a la Tierra, ensuciar los mares y océanos también son crímenes. Los autores deben pagar por ello”.

En presencia del alcalde de la municipalidad, Oscar Ortiz; el presidente honorífico de la RIET, Ernesto Cardenal, y los hijos de Roque Dalton, asesinado hace 35 años, Ángel Juárez afirmó que “no podemos seguir gastando energías y dinero en proyectos sin denunciar por qué tenemos que hacerlo. La mayoría de las veces ayudamos y colaboramos porque las malas artes de algunos llevan a estas situaciones donde la buena conciencia de los otros es necesaria. Tenemos la obligación de denunciar y exigir que los proyectos futuros y aquellas actividades solidarias que nos afectan directamente se desarrollen sin acciones corruptas y fomenten la democratización de las zonas beneficiarias donde los ciudadanos receptores deben ver que la ayuda es para ellos”. También tuvo palabras emocionadas para Roque Dalton. Dijo que “a quienes querían olvidarlo y lo silenciaron en su día hay que recordarles una sola cosa: el silencio también tiene palabras. Las palabras tienen más fuerza que la violencia”.

La jornada inaugural, en la que participaron más de 500 personas, acogió dos conferencias marco sobre cambio climático en Centroamérica y las consecuencias de la tormenta tropical Agatha en Guatemala a cargo de Edgar Quisquinais y Rosalia Solei de la Unidad Ecológica Salvadoreña. Asimismo, se celebró una mesa redonda bajo el epígrafe “Diálogos para la Justicia Ambiental” moderada por la antropóloga mexicana Iovana Mazotti y en la que participaron Jesús Cisneros, Coordinador Unidad de Monitoreo y Evaluación del Programa Regional de la UICN en Mesoamérica; Eduardo Boné, representante de Mare Terra Fundació Mediterrània en América Latina, y los periodistas ambientales Néstor Martínez y Juan Carlos Ruiz. Se abordaron cuestiones como el decrecimiento económico global y la deuda ecológica, la sensibilización y participación ciudadana, la cooperación internacional y el nuevo periodismo 2.0 y su relación con el medio ambiente.

El auditorio de la Universidad Centroamericana José Simeón Cañas fue escenario de la presentación del CD “Roque Dalton en su voz. Taberna y otros lugares”, producido bajo la dirección de Modesto López por Ediciones Pentagrama de México, la Red Internacional de Escritores por la Tierra y Mare Terra Fundació Mediterrània. El espectáculo, un mestizaje de la poesía de Dalton y la música de reconocidos artistas latinoamericanos, como Exceso de equipaje, Nahuel, Adrian Goizueta, Luis Enrique Mejía Godoy y Guillermo Anderson, fue interrumpido en repetidas ocasiones por los aplausos y vivas dedicados por el público salvadoreño al poeta.

La muerte de Roque Dalton conmocionó a los círculos culturales y sociales de El Salvador el 10 de mayo de 1975. Su asesinato fue ordenado por el Ejército Revolucionario del Pueblo (ERP), organización a la que Dalton pertenecía en ese momento. Los dirigentes que sobreviven y están directamente involucrados son Alejandro Rivas Mira, Jorge Meléndez, ex comandante “Jonás” y Joaquín Villalobos. Hoy día no está claro quién disparó el arma. Tampoco se conoce con exactitud dónde fue asesinado. Existen dos versiones. La más probable es que fuera en el Barrio Santa Anita de San Salvador. La otra es que haya sido en el Playón, un lugar de lava seca del volcán Quezaltepec.

Roque Dalton fue educado en un colegio jesuita, estudió Jurisprudencia, Ciencias Sociales y Antropología en universidades de El Salvador, Chile y México. Con otros escritores de izquierda fundó en 1956 el Círculo Literario Universitario. En 1956,1958 y 1959 obtuvo el Premio Centroamericano de Poesía, otorgado por la Universidad de El Salvador. Fue varias veces encarcelado en su país, e incluso condenado a muerte en 1960, pero la sentencia sentencia no se cumple porque el dictador José María Lemus cae sólo cuatro días antes de la fecha fijada para la ejecución. Más de una vez consiguió escapar de la cárcel. Vivió como exiliado político en Guatemala, México, Checoslovaquia y Cuba. En 1969 obtuvo el premio en el género poesía con el libro “Taberna y otros lugares”, título que recibe el CD presentado estos días.

Escritores, poetas, ecologistas, académicos y periodistas, entre los que destacan Ernesto Cardenal, Víctor Casaus, José Luis Rivas, Guillermo Bown, Carlos Clara, Elena Salamanca, Marisol Briones o Roberto Laínez, han coincidido en la necesidad de reivindicar la memoria histórica de Roque Dalton a través de actividades como las III Jornadas de Trabajo de la Red Internacional de Escritores por la Tierra en la municipalidad de Santa Tecla.

Anuncios