Se ha ido uno de los defensores de las libertades, artista, poeta, escritor, filósofo de la vida: José Antonio Labordeta. Aún recordamos en la Red Internacional de Escritores por la Tierra, de la que era miembro, su pesar por no poder acompañarnos en nuestro periplo por Latinoamérica.

En mi último libro, “Ernesto Cardenal, el triunfo de la palabra”, Labordeta rindió gustoso un pequeño homenaje al poeta nicaragüense y se solidarizó con su lucha, dejándonos su conocido “Canto a la libertad”. Hoy, releyéndolo me he emocionado con esos versos. Y he preferido que salgan de su boca, que sea el protagonista de este post, como tributo a su persona y a su trayectoria. Hasta siempre “abuelo”. Descanse en paz.

Anuncios