Querido amigo,

Me hubiera gustado no tener que escribir estas letras, pero me enseñaron que en esta vida hay que estar al lado de los verdaderos amigos, en lo bueno y en lo malo.

Sé de tu situación personal y profesional, y aún no comprendo que el Ayuntamiento de Santoña, ese pueblo por el que siempre te has desvivido, te dé ahora la espalda de manera tan grosera.

Me pregunto qué tendrá que alegar ahora el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Santoña para prescindir de tus servicios, cuando has demostrado tu profesionalidad sobradamente durante más de 30 años, trabajando “bajo cualquier bandera”. Lo hiciste con el PSOE, UPCA, PP… con alcaldes como Maximino Valle, José Martín Solaeta, Pedro Luis García Cobo, Puerto Gallego… pero también con otras formaciones políticas que solicitaron tus servicios, con colectivos culturales y deportivos de Santoña, cobrando porque es tu trabajo, pero muchas veces, y de eso soy testigo, de forma completamente altruista (festivales benéficos, eventos…). ¿Dónde está toda esa gente? Probablemente, apenas sepan qué te ocurre. Pero es momento de que empiecen a conocer las peripecias del Ayuntamiento de Santoña.

¿Quién quiere apartarte de tu labor como “vocero oficial” de nuestro pueblo? ¿La actual alcaldesa Milagros Rozadilla o algún miembro de su equipo de gobierno? Me la bufa quien sea, lo único que espero, exijo y deseo es que volvamos a escucharte por nuestras calles anunciando con tu coche el próximo evento, festejo, acto cultural o alerta porque cortan el agua…y que tus equipos de sonido y la personalidad que imprimes a todo lo que haces amenicen nuestras fiestas de los barrios y la Virgen de Puerto, como en todos estos años.

No quiero ser tan mal pensado y creer que esta operación responde al amiguismo de alguien, porque si así fuera, ¡no sé de qué honradez me hablan! Razones profesionales, calidad de equipos, etc…tampoco sirven como argumento. ¿Quién sabe mejor que tu lo que es un micro, un altavoz, una etapa de potencia, una conexión o la capacidad de cobertura sónica de un evento? Si quieren empezar a hablar de tecnicismos, los que conocemos el mundo del espectáculo, la radio o la televisión, a escala profesional, también podemos empezar a cuestionar si este o aquel equipo suena mejor o peor. Espero no tener que hacerlo, porque ese día el responsable de esta afrenta me tendrá que demostrar sus conocimientos como técnico de sonido. Pero ya sabes, amigo Sinfo, que a veces tener alpargatas por oídos genera lo que genera, ignorancia, es decir, falta de conocimiento.

Santoña tiene mucho que agradecerte.

Primero, porque has llevado su nombre por toda la geografía española, e incluso europea, cosa que muchos desconocen, gracias a tu música. En la época de Rumba 5 y aquel primer premio en el programa “Gente Joven” de TVE, y después en solitario. Doy fe de algunas actuaciones que compartí con tu familia en las que hacías gala de tus orígenes, mucho antes de que Santoña fuera conocida por otras razones. Y segundo, porque eres un tipo solidario y generoso con la gente de tu pueblo. Alguien tendrá que valorarlo. Los que te conocemos bien y hemos aprendido a tu lado, lo sabemos. Los que han recibido tu buen consejo en algún momento (políticos –concejales de toda ideología- que no sabían ni sentarse delante de un micrófono, por ejemplo) lo saben también. Les voy a pedir que se mojen el culo. Que exijan lo mismo que expongo a continuación:

Por HUMANIDAD, invito desde estas líneas a la alcaldesa de Santoña, Milagros Rozadilla, a reconsiderar su posición respecto al acto de discriminación laboral que representa tu actual situación, cuyas consecuencias quizás no haya medido, pero cuya gravedad me consta. Tome cartas en el asunto, alcaldesa. No exagero. A buen entendedor…

Un abrazo fuerte. Y ánimo, maestro!

Anuncios