Nunca he tenido prejuicios con los idiomas, ni con el inglés, ni con el catalán (que lo hablo), ni con el euskera o el gallego, que lo entiendo. En este caso, sin conocer el euskera, me fijo en la melodía y en lo que me transmite esta canción. Igual que cuando oyes una canción en inglés o francés y no entiendes bien lo qué dice su letra, pero te gusta la melodía o la voz de quien canta. Igual. Sin más lecturas. Sólo que en este caso, al descubrir la letra, la canción termina por atraparte.

Ihesa zilegi balitz

Una canción preciosa de Mikel Laboa, el denominado “padre de la música vasca”, hoy que se cumplen seis años de su marcha. La traducción sería algo así como: si fuera legítimo huir, si hubiera paz en algún lugar, no sería el amante de las flores que lindan la casa. No sería el miserable abatido por el dolor, hijo de la desesperanza, destinatario endurecido del grito. No sería para nadie piedra de escándalo, ni planta desarraigada sembrada en tierra fría. Si estuviera permitido huir, si fuera posible romper la cadena, no seria un navegante impotente carente de barco.

Anuncios