Este es el último poema que he escrito y el primero que hago público aquí. Alguien me pidió que subiera algo de cosecha propia, después de la última jam poética en el Dinosaurio (Calle Ave María, 8. Madrid). Pues ahí va… Buffff…¡qué rubor! La historia que se esconde tras este poema está basada en hechos reales.

 

Anuncios