El viejo tópico “están entre nosotros” ha dado paso a la constatación de la sospecha. En el Distrito Centro de Madrid algunos vecinos hablan de un ser verdaderamente extraño, de aspecto humanoide, que se pasea sin reparo por las calles haciéndose selfies. Viste un mono verde y gris ceñido. En su robusto pecho de superhéroe se escribe una F de “Furioso”. Según testisgos que han establecido contacto con esta criatura de apenas 4 centímetros de altura y 20 gramos de peso, la comunicación con humanos sólo es  posible gracias a la telepatía. Y no funciona en todos los casos. Si su interlocutor/a le cae mal, echa a correr. Responde al nombre de  Furioso Perplejo y procede de Kepler-10b, que como confirmó la NASA, en su día, es el primer planeta más pequeño y rocoso, con un tamaño de 1,4 veces el de la Tierra descubierto fuera de nuestro sistema solar. Su hallazgo fue posible gracias a los datos recogidos por el telescopio Kepler durante más de ocho meses, desde mayo de 2009 hasta principios de enero de 2010.

Entonces, Natalie Batalha, delegada jefa del equipo científico de la misión Kepler en el Ames Research Center de la NASA, en California (EE UU), afirmaba que “las mejores capacidades de Kepler han convergido para aportar la primera evidencia sólida de un planeta rocoso que gira alrededor de una estrella que no es nuestro Sol”.

1280px-kepler10b_artist

SU MISIÓN EN LA TIERRA

La misión que Furioso Perplejo viene a cumplir en nuestro planeta es la de “abriros los ojos frente a la cagada en que estáis convirtiendo la Tierra. O rectificáis o acabaréis suplicándole a Donald Trump que  entre en contacto con otras civilizaciones para que os salven el culo”, ha afirmado en su última comunicación telepática.

Furioso Perplejo,  no soporta la lluvia, es vegetariano (le encantan las patatas), tiene una gran capacidad lectora ( 1 libro de 600 páginas en 2 horas). Nada que ver con la media española. Se mueve en círculos culturetas. Si tiene a un político a menos de dos metros de distancia comienza a sentir urticaria, convulsiones y vomitos. Lo mismo le ocurre cuando ve según qué programas de televisión, por eso rehuye de los televisores. Prefiere las redes sociales, su campo de batalla. Y mantiene que no dejará de dar guerra porque, a diferencia de los humanos “soy inmortal, a joderse toca”.

CÓMO SE DESCUBRIÓ SU PLANETA

El descubrimiento de Kepler-10b fue una consecuencia directa del perfeccionamiento de los métodos de investigación exoplanetaria. Su hallazgo supuso un aumento significativo de la probabilidad de detección de planetas cada vez menos masivos, compuestos principalmente de hierro y roca a imagen de la Tierra. En los años siguientes, la misión Kepler permitió la confirmación de cuerpos de masa terrestre orbitando la zona de habitabilidad de sus estrellas, como Kepler-438b.

El hastío que Furioso Perplejo siente por la lluvia es comprensible si se tiene en cuenta que la temperatura superficial de Kepler-10b  es de unos 1600 Kelvin que es lo suficientemente caliente como para derretir el oro. A esa distancia de su estrella, la probabilidad de que se encuentre anclado por marea es extremadamente alta, lo que en tales condiciones conllevaría la presencia de un océano de magma que cubriese la práctica totalidad del hemisferio diurno del planeta.

Anuncios