Entre aullidos y bajo el lema ‘Lobo vivo, lobo protegido’, 30.000 personas se han manifestado para exigir que se detenga la constante matanza de lobos y hacer efectiva y real la protección de esta especie ibérica y emblemática. La protesta ha transcurrido sin incidentes desde las puertas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, en Atocha, hasta la Puerta del Sol. El delegado de la Red Internacional de Escritores por la Tierra (RIET) en Madrid, Juan Carlos Ruiz, ha trasladado, en nombre de Ángel Juárez, presidente del colectivo y de la Fundación Mare Terra, su apoyo a la Asociación Lobo Marley y su presidente, el periodista y naturalista Luis Miguel Domínguez, quien también es cofundador y miembro de la RIET.

Leer artículo completo

 

 

Anuncios