Se conmemora el 200 aniversario del nacimiento de Henry David Thoreau, considerado uno de los padres de la literatura estadounidense. A través de sus escritos y su acentuada personalidad planteaba cuestiones como la defensa de las libertades individuales, de la naturaleza y del pensamiento crítico, que a su vez han dejado poso en filósofos, activistas sociales o naturalistas de todo el planeta, por citar algunos ejemplos. Para celebrar esta fecha os recomiendo, a continuación, algunos contenidos interesantes:

Podcast “El Bosque Habitado” de Radio3 RNE “200 años con Thoreau, el padre de la ecología”

María José Parejo conversa en Radio 3 RNE con el periodista Diego Cobo sobre la figura de Thoreau. Cobo ha viajado en varias ocasiones a Concord, Massachusetts, la cuna de Thoreau, para conocer los rincones por los que paseó el filósofo y escritor. Allí permanece el Lago Walden, junto al que construyó una cabaña para estar más cerca de la naturaleza, reflexionar y plasmar en sus obras la gran experiencia de su vida.

Click aquí para escuchar el podcast

La Fundación Equo celebró, ayer, una jornada en torno al segundo centenario del nacimiento de Thoreau 

El Museo Nacional de Ciencias Naturales acogió la propuesta de Fundación Equo, un acto en el que participaron Santiago Merino Rodríguez, director del museo; Joaquín Araújo: “Los emboscados”; Diego Cobo: “Importancia sociopolítica de Thoreau”; Mª José Parejo: “El impacto de Thoreau”; José Ignacio Foronda: “Volar. Thoreau y las aves”, y Antonio Casado da Rocha: “Una casa en Walden para el siglo XXI”.

 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Walden. Edición 200 aniversario. Editorial Errata Naturae

Se trata de una edición muy especial del clásico, ilustrada y con prólogo de Michel Onfray.

En 1845 Thoreau abandona la casa familiar de Concord y se instala en la cabaña que ha construido junto a la laguna de Walden. Pero no se marcha a los bosques para «jugar a la vida», sino para «vivirla intensamente de principio a fin». A partir de esa experiencia escribe uno de los clásicos fundamentales del ensayo moderno. Walden es tanto un experimento literario sin precedentes como un manual para la buena vida: un libro escrito contra toda servidumbre y a favor de la felicidad como única riqueza del ser humano. Walden es una defensa de la vida libre y salvaje, así como una crítica feroz de la sociedad y sus imposiciones, que apenas han variado desde aquella fecha. Walden es un cuestionamiento radical y directo de la institución del trabajo como adocenamiento y del mercado como único dios, así como una lúcida defensa de la simplificación de la vida y del camino que nos lleva a perseguir su esencia y sus placeres cotidianos. Walden es una reflexión sobre la necesidad de preservar tanto la naturaleza y el planeta como el meollo de nuestra propia existencia individual e irreductible. Walden habla de lagunas salvajes y hombres sabios, alces y shakespeares, esclavos huidos y trabajadores sonámbulos, las montañas de Nueva Inglaterra y el Bhagavad Gita, la belleza del fuego hogareño y la Gran Nevada, el silbido devastador del ferrocarril y el recóndito ulular del búho, la erudición de los indios Massasoit y la banalidad de los eruditos de Harvard, la belleza absoluta de la soledad y la importancia inconmensurable de la amistad, el bienestar que exhiben las marmotas y el malestar que aqueja a la mayoría de los seres humanos. Según el propio Thoreau, «Walden es un libro escrito para esa mayoría de hombres que está descontenta con su vida y con los tiempos que le ha tocado vivir, pero que podría mejorarlos. Y también para aquéllos en apariencia ricos, pero que en realidad han acumulado cosas inútiles y no saben muy bien qué hacer con ellas».

Anuncios