Una curiosa foto que capturé anoche en la hoguera de San Juan de la Playa de El Sardinero, en Santander.  ¡Cuanta tradición! Algunos encuentran vinculaciones de esta fiesta con las celebraciones en las que se festeja la llegada del solsticio de verano en el hemisferio norte. La finalidad de este rito era “dar más fuerza al sol”, que a partir de esos días, iba haciéndose más “débil”. Los días se van haciendo más cortos hasta el solsticio de invierno. Simbólicamente el fuego también tiene una función “purificadora” en las personas que lo contemplaban.

Anuncios